Consejos para cuidar tu pala de padel

Las palas de padel es la herramienta clave de este deporte, de ahí que la reparación de las palas de padel también tiene una importancia capital para continuar rindiendo a buen nivel. Y es que, a diferencia de las raquetas de tenis, la pala de pádel tiene una duración más reducida por lo general.

La duración de las palas de padel

De hecho, una raqueta de tenis puede durar hasta varios años, sin otras reparaciones que sustituir su cordaje cuando se rompe, lo cual sí suele ser frecuente. En cambio, las palas de pádel pueden durar hasta un año, si se tiene suerte, pero lo más normal es que no pasen de unos pocos meses, dependiendo siempre del uso que le estemos dando.

Por tanto, te interesa conocer y aplicar algunos consejos como los que te damos en este post, para que seas capaz de disfrutarlas durante más tiempo y de alargar su vida útil.

El primer punto que vamos a analizar es el puño, una zona realmente influyente del juego, la cual debes mantener en óptimo estado. Y es que esta parte es la única parte de la pala que está en contacto con nuestro cuerpo, concretamente con la mano, y este rozamiento constante hace que la sudoración del mismo ejercicio lleve a un desgaste del grip/overgrip.

Por tanto, si no cuidas el puño sufrirás las consecuencias a la hora de jugar: pueden salirte ampollas, rozaduras o abrasiones y sufrir en los partidos al no poder manejar bien la pala. Igualmente, lo normal es utilizar un overgrip sobre el propio grip, aunque a no todos los jugadores les beneficia esta opción. De hecho, los jugadores profesionales llegan a tener hasta siete overgrips sobre su empuñadura, también dependiendo del tamaño de su mano.

 

Consejos cuidar palas padel

 

Otro punto a tener en cuenta es el marco, que es la parte que más sufre de la pala sin ninguna duda. Esta parte es la que más contacto tiene con las superficies de la pista, ya sea la pared o el suelo, y estos golpes afectan bastante a la estructura de la pala. Por ello, pueden aparecer grietas que se van haciendo grandes por el mismo desgaste y esas oquedades pueden terminar resquebrajando la pala y rompiéndola por completo. Para solucionar estos problemas tendrías que colocar un protector para la pala, aunque debes saber que esto incrementará su peso en unos gramos, siendo más difícil de mover y manejar a partir de ese momento.

Otro punto clave de la pala es la superficie, la cual debemos cuidar también y adoptar una serie de precauciones para que nos dure lo máximo posible. Por ejemplo, es aconsejable no dejar la pala expuesta a altas temperaturas, ya que puede verse afectada la gama. En consecuencia, olvídate de dejar la pala en el maletero del coche durante varios días, ya que es algo bastante perjudicial para su estado.

En cambio, en invierno la pala suele terminar los partidos bastante mojada a causa de la humedad o incluso por la lluvia. Si está así y la guardas directamente en ese estado, terminará afectando al material. Por tanto, si secas la pala correctamente antes de guardarla alargarás su vida útil. De hecho, hay estudios que aseguran que usar un trapo con alcohol o limpiacristales para limpiar la pala produce resultados bastante positivos.

 

En definitiva, las palas de padel te durarán más si conoces y aplicas estos consejos. Por otra parte, si necesitas una reparación de palas de padel puedes acudir a nuestra empresa y te asesoramos en todo momento sobre la mejor solución.

 

Y si te ha gustado el post, ¡no olvides compartirlo!

Para contactar con nosotros podéis llamar al 63O 579 957 o enviarnos un email a info@pegasopadel.com

 

Pegaso Padel- especialistas en palas de padel

 

 

Sin comentarios

Añadir un comentario