Descubre las 7 diferencias entre el Pádel y el Tenis

Si no eres un deportista consumado, probablemente te cueste ver las diferencias entre pádel y tenis, dos deportes visualmente muy parecidos. La verdad es que se trata de dos actividades físicas estrechamente relacionadas, pero solamente tienen en común el mismo sistema de puntuación.

padel y tenis

Las siete diferencias principales entre pádel y tenis

Tanto en el entreno como en los requisitos necesarios para practicar ambos deportes, sus divergencias son notables. Antes de decidirte a practicar uno u otro, merece la pena que las conozcas.

1. Material y lugar de juego

La pista de pádel es mucho más pequeña que las de tenis. Además, cuenta con paredes a su alrededor que forman parte del juego. Su superficie también es diferente, ya que está hecha de materiales sintéticos como el hormigón.

Asimismo, las palas de pádel son mucho más pequeñas que las usadas en tenis y su superficie es dura y con agujeros. En cuanto cojas una, notarás que pesa mucho más que una raqueta.

2. El saque

En el pádel, el saque se realiza con un bote previo de la pelota, que nunca podrá elevarse por encima de la cadera del jugador. En cambio, en el tenis se lanza la pelota al aire y se golpea antes de que caiga y bote.

3. La técnica

Si el pádel es más popular entre los deportistas amateurs es, sobre todo, porque no tiene una técnica tan complicada. Sus jugadas no son tan explosivas ni tienen un movimiento de pelota tan lateral, por lo que son mucho más fáciles de aprender. Pese a ello, es también un deporte muy espectacular.

4. El juego

Una de las principales diferencias entre jugar a pádel y a tenis es que en el primero podrás ayudarte de las paredes que rodean la pista para tus jugadas. Eso sí, debes asegurarte de que la bola bote antes en la pista.

Además, en el pádel tendrás que trabajar mucho las voleas, ya que es uno de los golpes que más se usa durante un partido.

Asimismo, hay que señalar que los puntos de los partidos de pádel suelen ser mucho más largos que los de tenis.

5. El entrenamiento

Tanto el pádel como el tenis son actividades físicas muy adecuadas para tonificar la musculatura y quemar calorías. En cambio, a la hora de entrenar, en el pádel es necesario trabajar mucho más el tren inferior del cuerpo porque el juego es más bajo. Los tenistas, por su parte, tienen que enfrentarse a golpes más explosivos y necesitan desarrollar mucho más su tren superior.

Si juegas a pádel, debes tener en cuenta que durante el partido se realizan diversos cambios de dirección más bruscos. Por lo tanto, las lesiones por flexionar y girar la rodilla son más habituales. Sin duda, es una de las zonas del cuerpo que más deberás trabajar en los entrenamientos.

6. Los jueces

Mientras que la decisión de la validez de las jugadas en el tenis pasa por el juez árbitro, los jueces de línea y el uso del ojo de halcón, en el pádel es habitual que sean los mismos jugadores quienes acuerden la validez de un punto. En este caso, solamente hay en pista un juez árbitro que tiene la última palabra

7. El número de jugadores

El tenis se puede jugar tanto de manera individual como en parejas, mientras que el pádel es un deporte pensado para que haya siempre 4 jugadores en pista, aunque a nivel de exhibición se puedan ver partidos individuales.

padel y tenis

Ahora que ya conoces las 7 diferencias entre pádel y tenis, seguro que ya tienes más claro el que encaja mejor con tu forma de jugar y tus expectativas de entreno. ¿Por cuál te decides?

Sin comentarios

Añadir un comentario